Artículo: ¿Cuál es la vinculación que existe entre el abuso sexual y los trastornos alimenticios?

 

Por: Psic. Fabiola Cervantes Chávez

 

¿Cuál es la vinculación que existe entre el abuso sexual y los trastornos alimenticios?

 

 

Hoy en día sabemos que existe una importante vinculación entre el abuso sexual y los trastornos alimenticios, es a partir de los años ochenta cuando se comienza a tener una mayor preocupación por estudiar el fenómeno debido a la recurrencia que, en la práctica clínica se puede ver reflejado.

Fueron principalmente los clínicos especialistas en patología alimentaria quienes mostraron un importante interés en este vinculo debido a que observaban en sus pacientes con trastorno alimentario la existencia de abuso sexual como trasfondo en la historia de estas personas. A partir de este momento se comienzan a postular una serie de teorías acerca del tema y más tarde,  después de varios procesos de investigación han podido ser constatadas.

Los desórdenes alimentarios se convierten en una manera de adaptarse a las experiencias estresantes.

En varias investigaciones se determina que si bien el abuso ocasiona directamente afectación en la autoestima y autorecriminación de la persona debido al sentimiento de experimentarse avergonzado y/o culpable estos factores podrían llevarle a castigar su cuerpo por medio de la inanición, o bien a través de conductas  de atracón o purga característicos de la bulimia.Estas conductas pueden ser repetidas bajo el constructo de “recuperar el control” , ya que, si la persona fue manipulada, seducida  y en la interacción abusiva no pudo lograr el control de la situación esto le lleva a buscar recuperarlo de alguna manera y es aquí cuando, aunado a las características que ya mencionamos de baja autoestima y recriminación la persona comienza a tener conductas autolescivas hacia sí misma encontrando por un parte que en este tipo de conductas si puede tomar elección sobre sí misma. Por otra parte, el rechazo que experimenta hacia sí misma y su propio cuerpo le lleva a este tipo de acciones que al mismo tiempo puede ser  una forma de desviar la atención ignorando los efectos nocivos que le produce el  abuso sexual.

El cuerpo se ha convertido en el lugar privilegiado para la expresión a veces hasta compulsiva de los conflictos.

Para algunas personas el consumo excesivo de alimentos no con la finalidad de satisfacer una necesidad alimenticia sino de protección le permite sentirse a salvo tanto si gana peso y volumen en su cuerpo como si es menos atractiva y esto permita librarla de las agresiones. El poder desdibujar y desexualizar su figura mediante este tipo de comportamientos en la alimentación puede ser el mejor recurso para algunas mujeres sobre todo de evitar ser atractivas para sus agresores. Se controlan las emociones a través de la comida sobre todo cuando los recuerdos del abuso llegan al presente.

En una clínica especializada en TCA en el estado de Chihuahua la directora quien es especialista en el tema refiere que el 50% de los trastornos alimenticios tiene como factor desencadenante el abuso sexual fundamentalmente por una persona conocida.

El problema es significativo por lo que habrá que tomar acciones que favorezcan la prevención del abuso y en casos en los que este haya existido la atención inmediata a fin de evitar la aparición de este tipo de trastornos que acentúan más la sintomatología del abuso.

A nivel clínico es importante estar atentos a la posibilidad de que una persona  que fue abusada sexualmente sobre todo en la infancia pueda presentar alteraciones alimentarias u otro tipo de trastornos asociados.

 

Síguenos en nuestras Redes Sociales PAS:

 

 

Sin Comentarios

Inserte un comentario

Translate »