Infórmate

¿Qué es el Abuso Sexual Infantil?

El abuso sexual no es sólo sinónimo de violación; se trata de cualquier tipo de interacción de carácter sexual entre un infante y una persona con la que se mantiene una relación de desigualdad con respecto a la edad, poder o madurez y en la que el mayor busca satisfacerse sexualmente. El abuso no siempre implica contacto físico y puede darse de distintas maneras, por ejemplo: exhibicionismo de genitales, acoso, presenciar actos sexuales (de manera visual o auditiva), bullying sexual, pornografía o ser testigo del abuso a otros.

shutterstock_350915960

¿Por qué ocurre?

Principales aliados del Abuso Sexual Infantil:

Ignorancia

Miedo

Silencio

La falta de una Educación Sexual integral en las familias y escuelas convierte a niñas y niños en seres vulnerables frente al problema. Por otra parte, el ambiente familiar es determinante. La falta de comunicación entre padres e hijos, educación autoritaria, baja autoestima y carencias afectivas hacen que los niños sean más propensos a sufrir una agresión de carácter sexual; pues ante estas condiciones el agresor encuentra la situación idónea para cometer abuso, ya que resulta más sencillo ganarse el cariño y la confianza del infante necesitado de afecto.

Indicadores

Físicos

Dificultad para caminar o sentarse.

Dolor, hinchazón o picazón en la zona genital.

Contusiones, laceraciones o sangrado de los genitales externos, la vagina o el área anal.

Golpes, lastimaduras o alguna otra evidencia de maltrato físico.

Comportamientos

Trastornos de sueño. Duerme más de lo común, o muestra dificultad para dormir.

Conductas Regresivas: Defecar u orinar fuera del baño en distintos momentos del día, cuando ya había aprendido a controlarlo. Dejar de hablar, o hablar como si tuviera menos edad.

Miedos repentinos: a los padres, a volver a casa, a las vacaciones, a un examen médico. Se niega a ir a lugares a los que antes acudía con gusto.

Miedos repentinos: a los padres, a volver a casa, a las vacaciones, a un examen médico. Se niega a ir a lugares a los que antes acudía con gusto.

Fugas del hogar.

Disminución del rendimiento académico.

Expresiones o comportamientos sexuales avanzados para su edad, en dibujos o juegos.

Consecuencias 

Las consecuencias del ASI son muy variadas porque afectan distintos aspectos del entorno personal y social, y su vez, dependen de las circunstancias de cada caso, por ejemplo: la forma en la que se dio el abuso, la frecuencia, si hubo violencia, si hubo contacto físico, si el abusado pidió ayuda y el tipo de atención que recibió. A continuación se enumeran algunas de las más comunes:

Trastornos de sueño

Dificultad para entablar relaciones afectivas y sexuales

Relaciones familiares fracturadas y violentas

Cambios drásticos de conducta

Consumo de drogas y alcohol

Conflictos con la pareja

Vulnerabilidad al bullying escolar

Depresión

Deserción escolar y ausentismo laboral.

Problemas de identidad sexual

Trastornos alimenticios

Intentos de suicidio

¿Cuáles son los mitos y las realidades del Abuso Sexual Infantil?

Mito

La persona que abusa sexualmente de una niño o niño es generalmente un extraño

Siempre que una niña/o es víctima de ASI presenta señales de trauma físico (moretones, sangre, etc.)

Sólo las niñas son vulnerables al abuso sexual.

La persona que agrede o abusa sexualmente de un infante, es un enfermo mental.

Un abuso sexual sufrido en la infancia jamás podrá ser superado.

Realidad

Según estadísticas se confirma que la mayoría de abusadores son familiares o personas cercanas y de confianza.

Un alto porcentaje de niños y niñas que viven abuso sexual, no fueron víctimas de violencia física.

Los niños también son víctimas de abuso sexual

Generalmente el agresor es un adolescente o adulto funcional y en aparente buen estado de salud.

Con un tratamiento especializado, un alto porcentaje será superado.

Abuso Sexual Infantil Cibernético

GROOMING

GROOMING

CYBERBULLYING

CYBERBULLYING

SEXTING

SEXTING

DEEP WEB

DEEP WEB

Estadísticas

Infórmate

Conoce los datos de la problemática del Abuso Sexual Infantil

75%

De los abusadores son personas que el niño conoce y en las que sus padres suelen confiar.

70%

De los casos sucede en casa.

85%

De los agresores sexuales son varones y el 15% son mujeres.

56%

Sucede con contacto físico y el 44% sin él.

¿Con qué frecuencia ocurre el ASI?

1 de 4 niñas es abusada sexualmente antes de los 18 años.

El ASI sucede en todas las clases sociales.

El ASI es considerado una de las 5 experiencias más traumáticas

que una persona puede vivir aparte de una guerra, campo de concentración, secuestro y desastre natural.

1 de 6 niños es abusado sexualmente antes de los 18 años.

1 de cada 10 niñas y niños lo habla.

En América Latina cada minuto 4 menores sufren algún tipo de Abuso Sexual y al menos 3 de ellos son niñas.

Estadísticas del Abuso Sexual Cibernético

7%

De las niñas y niños hablan el haber vivido una situación de ASI Cibernético.

40%

De adolescentes en América Latina están conectados a Internet las 24 horas del día.

86%

De los menores de edad consideran Internet y las Redes Sociales seguras.

60%

De los padres confiesan sentirse limitados en el uso de las nuevas tecnologías.

México es el productor número 1 en producción de pornografía infantil.

1 de cada 10 sitios web en el mundo tienen contenido sexual.

1 de cada 5 niñas y niños se exponen a solicitudes sexuales en Internet.

Actualmente 9 de cada 10 adolescentes acceden a una Red Social. 

5 Pasos

 

para proteger a tu familia

Infórmate acerca del problema

El desconocimiento es el principal aliado del abuso

Ten buena comunicación con tus hijas e hijos

Que ellos sepan que pueden confiar en ti y contarte todo lo que les pasa

Fortalece su autoestima

Un niño seguro de sí mismo sabrá pedir ayuda en caso de necesitarla

Evita que tus hijos se queden solos por mucho tiempo con adultos

Aunque sean de toda tu confianza

Habla abiertamente con tus hijos sobre el tema de Abuso Sexual

Explícales que son dueños de su cuerpo y que no deben de permitir ningún tipo de caricia que los haga sentir incómodos

Ver Fuentes

Pichardo (2012) El semáforo del abuso sexual. Guía de sobrevivencia para madres y padres. Guadalajara, México.

Félix López Sánchez et al (1995) “Abusos sexuales a menores. Lo que recuerdan de mayores. Informe encargado por el Ministerio de Asuntos Sociales. España. Centers for Disease Control and Prevention.E.U.A.

Ivan Marchant et al . (2015) Estudio comercio electrónico en México . México : Asociación mexicana de internet .

Made for minds. (2014). Unos 120 millones de niñas y jóvenes han vivido abuso sexual . 2015, de UNICEF sitio web: http://www.dw.com/es/unicef-unos-120-millones-de-ni%c3%b1as-y-j%c3%b3venes-han-sufrido-abuso-sexual/a-17902991

Echeburúa, E. y Guerricaechevarría, C. (2000). Abuso sexual en la infancia: víctimas y agresores. Barcelona. Ariel.

Noguerol, V. (1997). Aspectos psicológicos del abuso sexual infantil. En J. Casado, J.A. Díaz y C. Martínez (Eds.) (1997). Niños maltratados. Madrid. Díaz de Santos.

Finkelhor, D. (1999). Victimología infantil. En J. Sanmartín (Ed.). Violencia contra niños. Barcelona.

Milner, J.S. y J.L. Crouch (2004). El perfil del niño víctima de violencia. En J. Sanmartín (Ed.). El laberinto de la violencia. Causas, tipos y efectos. Barcelona. Ariel.

Horno, P., Santos, A. y Molino, C. (2001). Abuso sexual infantil: manual de formación para profesionales. Madrid. Save the Children España

Echeburúa, E. y Guerricaechevarría, C. (1999). Abuso sexual en la infancia: concepto, factores de riesgo y efectos psicopatológicos. En J. Sanmartín (Ed.). Violencia contra niños. Barcelona. Ariel.

Cantón, J. y Cortés, M.R. (1996). Malos tratos y abuso sexual infantil. Madrid. Siglo XXI.

Cantón, J. y Cortés, M.R. (2001). Sintomatología, evaluación y tratamiento del abuso sexual infantil. En V.E. Caballo y M.A. Simón (Eds.). Manual de psicología clínica infantil y del adolescente. Madrid. Pirámide.XXI.

Mas, B. y Carrasco, M.A. (2005). Abuso sexual y maltrato infantil. En M.I. Comeche y M.A. Vallejo (Eds.). Manual de terapia de conducta en la infancia. Madrid. Pirámide.

López, F. (1997). Abuso sexual: un problema desconocido. En J. Casado, J.A. Díaz y C. Martínez (Eds.) (1997). Niños maltratados. Madrid. Díaz de Santos.

Lameiras, M. (Ed.) (2002). Abusos sexuales en la infancia. Abordaje psicológico y jurídico. Madrid. Biblioteca Nueva.

Echeburúa, E. y Guerricaechevarría, C. (1998). Abuso sexual en la infancia. En M.A. Vallejo (Ed.). Manual de terapia de conducta. Madrid. Dykinson, vol. 2º.

Cantón, J. y Cortés, M.R. (2000). Guía para la evaluación del abuso sexual infantil. Madrid. Pirámide.

Cantón, J. y Cortés, M.R. (2002). Evaluación pericial de los abusos sexuales en la infancia. En M. Lameiras (Ed.). Abusos sexuales en la infancia. Abordaje psicológico y jurídico. Madrid. Biblioteca Nueva.

Echeburúa, E., Guerricaechevarría, C. y Vega-Osés, A. (1998). Evaluación de la validez del testimonio de víctimas de abuso sexual en la infancia. Revista Española de Psiquiatría Forense, Psicología Forense y Criminología.

Bonner, B.L. (1999). Abuso sexual infantil: prevención y tratamiento. En J. Sanmartín (Ed.). Violencia contra niños. Barcelona. Ariel.

Translate »