Artículo: Estilos de crianza parentales y riesgo de vivir ASI

 

Por: Mtra. Renata Martínez Casillas

 

Relación existente entre estilos de crianza parentales y riesgo de vivir Abuso Sexual Infantil 

 

 

¿Te has preguntado si tu estilo de crianza blinda a tus hijos contra el riesgo de vivir el abuso sexual?

 

Los estilos de crianza son los modos en los que los padres reaccionan y responden a las emociones y conductas de sus hijos, y estas respuestas son base para el desarrollo  social y emocional futuro del niño, lo que puede determinar su nivel de respuesta ante situaciones de riesgo.

Se reconocen principalmente 4 estilos, que se dividen en negativos o no recomendables y positivo o recomendable:

Negativos:

  • Autoritario: caracterizado por un nivel de reglas y limites muy elevado, poco flexible, estricto, agresivo, comunicación limitada incluyendo el tema sexual.
  • Permisivo: nivel de reglas y limites escaso o nulo, cargado de sensibilidad y expresión de afecto, muy flexible, con un manejo del desarrollo de la sexualidad confuso.
  • Negligente: caracterizado por padres distantes, fríos o ausentes, sin apegos, sin reglas, sin expresión de afectos, carentes del nivel de confianza necesario para resolver dudas de sexualidad.

 

Positivo:

  • Democrático: estilos de crianza positivo, con equilibrio entre firmeza y flexibilidad, con amplio diálogo entre padres e hijos, expresión de afectos abierta, nivel de confianza y escucha alto que promueve la apertura a resolver dudas de cualquier tema, incluyendo la sexualidad.

Se reconoce como riesgoso aquellos estilos de crianza negativos en los que la comunicación no es suficientemente abierta y clara, el nivel de generador de confianza es bajo, y se percibe el ambiente confuso.

El abuso sexual si bien es cierto que no respeta edades, género, raza o nivel socio económico y cultural, se puede ver ampliamente limitado cuando el victimario se enfrenta a un niño(a) con una personalidad de confianza en si mismo y en sus padres, esto debido a que ha sido criado bajo un estilo de cuidados de equilibrio, con bases en la confianza, en resolución de conflictos no agresiva y en una comunicación ampliamente abierta, ya que esto puede llegar a dar al niño la seguridad de pedir ayuda claramente y entonces no anidar las posibles múltiples amenazas del abusador.

De esta manera encontramos que en aquellos casos en los cuales la posible víctima de abuso sexual ha sido capaz de escapar de la manipulación del victimario, la influencia del estilo de crianza parental es muy alta y pudiera llegar a ser determinante del nivel de respuesta del menor en situaciones de riesgo.

Así mismo nos toca reconocer los riesgos que existen en nuestros estilos de crianza y modificarlos hasta transformarlos en un sistema seguro y blindado ante los riesgos de vivir  abuso sexual.

 

 

Síguenos en nuestras Redes Sociales:

 

1 Comment
  • Maria Uhrich
    Publicado en 08:31h, 26 abril Responder

    Muchas felicidades por el atticulo, nos da la oportunidad de aprender como padres que es lo que podemos modificar en cuanto a la crianza de nuestros hijos.

Inserte un comentario